retomar la carrera de arquitectura desde de años
ARQUITECTURA

Se gradúa de arquitecto a los 83 años

Se gradúa de arquitecto a los 83 años,  un ejemplo de voluntad y perseverancia y la gran enseñanza que nos deja

Roberto se gradúa de arquitecto a los 83 años, y nos dice “hay que animarse a ir tras un sueño”. Después de jubilarse, hay que buscar un objetivo, el ya había hecho 4 años de la carrera, así que decidió terminar de estudiar los últimos cursos de la carrera que había dejado años atrás. Toda su familia, sus hijos y nietos y hasta el decano de la facultad de arquitectura le dedican unas palabras de felicitaciones. Y se siente el orgullo y la admiración.

¿Qué fue lo que mas le ayudó a poder terminar la carrera? Para él fue el compañerismo, el poder encontrarse con un equipo donde todos pueden ayudarse y trabajar en conjunto. 

¿Y tú que estas haciendo para cumplir tus sueños?

Veo a muchos jóvenes que mientras están estudiando arquitectura, se quejan y lloran porque los arquitectos les rompen las maquetas o las críticas  de taller de diseño son muy duras. He visto incluso a muchos amigos dejar la carrera a la mitad, poniendo un sin fin de excusas, como que es muy difícil, no tienen tiempo, no tienen dinero o porque en el camino tuvieron un hijo, etc. 

Que fácil que es ponerse excusas para no cumplir nuestros sueños y nuestros objetivos, la historia de este abuelito nos deja en evidencia, que no importa la edad, no importan las circunstancias. Cuando uno quiere realmente cumplir con algo, puede lograrlo. 

Vivimos en un mundo donde solo vemos la vida perfecta que la gente aparenta en las redes sociales, a tal punto de que nuestra vida muchas veces no parece ni siquiera “lo suficientemente buena” como para postearla. 

Pero lo que no vemos, es el “detrás de cámaras”, las fotos sin filtro, la vida real. No vemos las 99 fotos que descartaron para poder subir esa ÚNICA foto perfecta que subieron. 

En medio de este mundo digital, debemos entender que también detrás de esos grades logros que vemos en las redes, (como el de este abuelito), hay detrás una historia de perseverancia, muchísimas horas de trabajos, e incluso uno tras  otro fracaso (lecciones) del que tuvieron que levantarse una y otra vez para poder lograr el éxito. Para poder cumplir con los objetivos que se trazaron e ir por más. 

El mensaje es: ¿Que estamos esperando nosotros para ir tras nuestros sueños?

Olvidemos ya del miedo al que dirán, o el tratar de quedar bien con los demás y dejemos de poner excusas. Tirémonos al agua, vayamos por eso que más deseamos y nos apasiona. Pero las cosas claras, nadie nos va regalar nada y las cosas no caen del cielo, si tienes un gran sueño tendrás que trabajar muy duro para conseguir.

Que esta clase de historias sirvan siempre para llenarnos de inspiración y darnos esa patada en el trasero que muchas veces nos falta para seguir adelante. 

 

Papá te recibistes de Arquitecto a los 83 años sos un ejemplo de vida , te quiero viejo vamos x mas!!!!!

Posted by Roberto Javier Ciccioli on Thursday, March 15, 2018

Si la historia de este abuelito de inspiró, compártelo en pinterest

Sé gradúa de arquitecto a los 83 años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *